La esquizofrenia y la familia

Marta 7 Octubre 2014 0

Family Parents Girl Children Walking on Beach

Aprovechando el Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra este viernes 10 de octubre, y para colaborar con su objetivo principal: promover la salud mental entre la población extendiendo el conocimiento; hoy vamos a hablar del papel de la familia en la esquizofrenia.

Para que la familia pueda ofrecer el apoyo que le facilite al enfermo convivir con su trastorno, la información sobre la esquizofrenia es fundamental. El conocimiento de la enfermedad y de sus posibles tratamientos darán, además, la fuerza necesaria a la familia, ya que con las terapias existentes las personas que tienen esta enfermedad pueden volver a tener una vida prácticamente normal.

Pero las familias no son las únicas que deben tener una mejor información, si no que todos como parte de la sociedad, necesitamos conocer y comprender mejor que es la esquizofrenia y esto es precisamente lo que se quiere hacer ver con una serie de vídeos que han realizado asociaciones de pacientes y familiares de toda España. Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que además este año está dedicado a la esquizofrenia, y bajo el lema #di_capacitados, vivir sin prejuicios la esquizofrenia, se presentan 10 vídeos con testimonios de personas que padecen la enfermedad.

La información nos permitirá plantar cara a la discriminación que sufren estos enfermos crónicos y qué mejor manera de hacerlo que con sus propios testimonios. A partir del viernes 10 de octubre tendremos la oportunidad de ver estos 10 testimonios, por el momento está disponible un tráiler. Del mismo modo, también podemos derrumbar muchos falsos mitos consultando páginas especializadas en esquizofrenia.

Todo está en nuestra mano, informarnos sobre este tema depende de nosotros. Debemos ser conscientes de que la esquizofrenia es una enfermedad que hay que conocer, no temer. La información es clave para hacerle frente.

¿Cómo detectar si un familiar tiene esquizofrenia?

Si tienes un familiar que está empezando a comportarse de forma extraña y del que sospechas que podría sufrir algún tipo de trastorno mental, conocer los síntomas de alarma de la esquizofrenia puede ayudarte: las dificultades para dormir y el cambio repentino de los hábitos de sueño, ansiedad, tensión o miedo, crisis de ausencia e irritación repentina y difícilmente explicable.

Las personas con esquizofrenia se retraen y no quieren ver a los amigos. Además, suelen estar tristes, disfrutan menos de las cosas o, simplemente, dejan de interesarles. También pueden dejar de tener hambre y empezar a comer a deshoras. Otro síntoma de la enfermedad suele ser un sentimiento de desconfianza hacia los demás. Debido a ello, algunas personas con esquizofrenia, al salir a la calle, observan mucho a la gente y pueden mostrarse tensas otemerosas, ya que a veces piensan que la gente les está siguiendo. Tienen una sensibilidad muy desarrollada.

En ocasiones, esta enfermedad también puede provocar al que la padece problemas de concentración y una preocupación excesiva por cosas muy determinadas que para los demás pueden ser insignificantes.

Pero, sean cuales sean los síntomas que muestra el paciente, es importante saber que son controlables y que la mayoría de las personas con esquizofrenia llevan una vida relativamente normal controlando su medicación.

Leave A Response »